Soluciones más allá de la iluminación

En busca de sinergias tecnológicas

La tecnología moderna abre todo un mundo de posibilidades para las ciudades que aportan un valor añadido a los consumidores. La combinación de disciplinas aparentemente inconexas como la iluminación, el wifi, los sensores y la computación móvil da lugar a una multitud de nuevas aplicaciones, desde gestionar aparcamientos hasta establecer sistemas de posicionamiento local o medir la contaminación del aire.

Luces inteligentes

Una red multiuso

La infraestructura del alumbrado público de una ciudad puede convertirse en una red de comunicación multifuncional. Las luminarias interconectadas en una red inalámbrica o Powerline se pueden controlar individualmente desde una ubicación central utilizando un software de gestión. Esto permite adaptar la iluminación de las zonas urbanas a las necesidades específicas, por ejemplo, la densidad del tráfico, la hora del día, las condiciones meteorológicas, etc. El sistema de control de la luz urbana Street Light Control (SLC) de nueva generación de OSRAM Lighting Solutions integra las luces en una red inalámbrica basada en el nuevo estándar IPv6 en la que cada luminaria se convierte en un nodo de la infraestructura para la transmisión de información relevante. Puesto que los datos se transfieren de forma autónoma de un cabezal al siguiente, el sistema es sumamente flexible y capaz de encontrar una ruta alternativa en caso de que una unidad falle. Este concepto simplifica el control de la luz, mejora la funcionalidad e incluso permite a la ciudad establecer una red wifi pública donde proceda.

Dirección del tráfico y estacionamiento inteligentes

Evitar los atascos de tráfico y los quebraderos de cabeza al aparcar

Contar con una red inalámbrica que utilice el alumbrado público como puntos de acceso puede servir de eje principal para nuevos servicios propios de una ciudad inteligente basados en sensores, como detectar plazas de aparcamiento libres o medir la densidad del tráfico. Los datos recolectados mediante esta tecnología de tipo baliza se pueden utilizar para dirigir a los conductores hacia las plazas de aparcamiento libres o guiar los flujos de tráfico a través de zonas urbanas. Esto, a su vez, mejorará el atractivo de la ciudad que perciben los visitantes y las empresas, y ayudará a evitar el desplazamiento innecesario de vehículos, así como la contaminación causada por los conductores que buscan plazas de aparcamiento.

Protección medioambiental inteligente

Salvaguardar la salud de las personas y la naturaleza

OSRAM Lighting Solutions está firmemente comprometido con las tecnologías ecológicas. Los sistemas de iluminación LED de bajo consumo son un gran ejemplo y los sistemas de control de la iluminación inteligentes, otro. Pero hay más. En una ciudad inteligente, la infraestructura del alumbrado público conectada a una red puede equiparse con sensores de contaminación que registran los niveles de CO2, SOx y partículas en suspensión u otros parámetros de contaminación relevantes, y los envían al centro de control del tráfico para desencadenar la acción adecuada, como emitir advertencias sanitarias para la población o imponer restricciones de tráfico.